CEREAL PARA DESAYUNO RIKIROZ®

DEFlNlCIÓN

RIKIROZ® es un cereal extruido con base en soya, maíz o arroz, trigo y malta con alto valor nutritivo.

FUNCIONALlDAD

Buena fuente de carbohidratos, enriquecido con proteína vegetal.

FORMA DE USO

Cereal para desayuno y confitería.

BENEFICIOS A LA SALUD

CÁNCER

Investigaciones recientes han demostrado que la SOYA y sus componen­tes actúan en diferentes formas para prevenir el cáncer: como estróge­nos y antiestrógenos, inhibidores de enzimas, antioxidantes y estimulan­tes del sistema inmunológico. Los compuestos de SOYA que actúan como estrógenos son determinantes en la prevención de cáncer de mama.

Las isoflavonas de la SOYA son un agente especial debido a que actúan como estrógenos débiles y compiten con los estrógenos “fuertes” redu­ciendo los efectos negativos de la hormona. Los compuestos de la SOYA también previenen el cáncer actuando como antioxidantes.

La genisteína inhibe el desarrollo de las células del cáncer de próstata. El fitosterol parece prevenir el cáncer de colon también por inhibición de la proliferación celular. La SOYA también se considera anticancerígeno por la estimulación del sistema inmunológico.

HUESOS

Los dos factores significativos que contribuyen a la osteoporosis son que el calcio no es absorbido efectivamente y que las células particu­lares, llamadas osteoclastos, desmineralizan el hueso. Síntomas causados por la edad y la deficiencia hormonal. Los alimentos con alto contenido en proteína aumentan la excreción de calcio en la orina, sin embargo, con una dieta basada en SOYA se pierden meno­res cantidades de SOYA en la orina, en comparación con dietas a base de proteína de origen animal. Por otra parte, la PROTEÍNA DE SOYA promueve un balance de calcio apropiado. Los estudios realizados en este sentido demuestran también el hecho de que las isoflavonas de la SOYA suprimen la degradación del hueso interactuando con los osteoclastos.

MENOPAUSIA

En la medida que el ovario disminuye su función, produce menor cantidad estrógenos asociados a efectos tales como: presencia de “bochornos”. Se ha asociado la disminución de este padecimiento a la ingesta de SOYA (25 g. de PROTEÍNA DE SOYA al día).